sábado, 29 de agosto de 2009

Un prostíbulo sevillano cuelga el cartel de rebajas


"Bajamos los precios", así de contundente se muestra la fachada de un prostíbulo de Sevilla. El club "Rey 2000" ha sido el primero en buscar una solución a la crisis existente. La mala situación económica se ha traducido en una reducción del número de clientes y de la frecuencia con que acuden a este tipo de locales. Asimismo, ha disminuido la cantidad de consumiciones que piden. Por todo ello, han sido muchos los locales de este tipo que han sucumbido al fantasma de la crisis. Pero algunos se resisten. El mejor reclamo: bajar los precios.